Productos: Mac OS X Leopard: Escritorio

escritorio-leopard

Vamos con la siguiente entrada sobre Mac OS X Leopard, en este caso trataremos el escritorio, ¿Qué ves cuando enciendes tu nuevo y flamante Mac? Pues eso… el escritorio.

Podemos diferenciar dentro del escritorio 3 claras partes:

Barra superior: se trata de la barra de color gris que se encuentra en la parte superior de la pantalla, esta barra, que esta siempre visible, contiene por un lado el menú manzana donde podemos encontrar el menú Acerca de este Mac donde tenemos información sobre nuestro Mac en una ventana como esta:
donde podemos ver información sobre la versión de Mac OS X instalada, acceso directo a Actualización de Software(que trataremos en otra entrada), información sobre el procesador, la memoria y cual es el disco de arranque principal, pulsando sobre Más información… nos ejecuta Perfil de Sistema que será motivo para otra entrada. Desde la manzana podemos ejecutar también Actualización de SoftwarePreferencias del Sistema, ver los ítems recientes o bien apagar, reiniciar o dejar en reposo tu Mac y por último cerrar la sesión de usuario. A la derecha del menú manzana nos encontramos con los menús propios de cada aplicación empezando siempre por el nombre de la aplicación y terminando generalmente con el menú Ayuda,
barra-menu-safari

donde cada menú es especifico de cada aplicación. Por otro lado a la derecha de la barra nos encontramos con diferentes iconos, estos iconos pueden ser de diferentes aplicaciones (por poner un ejemplo, Adium tiene un icono en la barra superior) y que permite acceso directo a algunas funcionalidades de las aplicaciones en cuestión, a la derecha de los iconos de aplicaciones se encuentran los propios del sistema, como pueden ser los de Time Machine,BluetoothAirPortVolumen del Sistema o el icono de Batería, he citado algunos, sin embargo existen muchos más. A la derecha de los iconos de sistema nos encontramos el reloj, altamente configurable, y por último, pero no menos importante el icono de Spotlight, el sistema de búsqueda propio de Leopard y al que tenemos acceso directo pulsando command (manzana) + espacio.

Escritorio: es el espacio donde aparecen los iconos que tengamos en la carpeta Escritorio y ocupa la mayor parte de la pantalla, por defecto, nada más encender por primera vez tu Mac (después del asistente de configuración) en este espacio te aparecerá un único icono: Macintosh HD desde donde podrás acceder directamente al contenido de tu disco duro, no obstante, los elementos que aparecen en tu Escritorio pueden configurarse desde las preferencias delFinder (tema para otra entrada).

Dock: es sin lugar a dudas el elemento diferenciador del escritorio maquero, se trata de esa “tabla” flotante que encontramos en la parte inferior del escritorio y donde podemos ver varios iconos bastante extraños… pero, ¿qué es el Dock? En mi opinión el Dock no es nada, sino que son muchas cosas, podemos ver que se encuentra dividido en dos partes por una barra separadora, en la primera parte se encuentran las aplicaciones, por un lado las aplicaciones que tenemos ancladas en el Dock y por otro lado las aplicaciones activas en este momento y se diferencian por un pequeño punto azul debajo de las mismas, esta parte del Dock es fácilmente personalizable, arrastrando y soltando aplicaciones, por un lado podemos arrastrar fuera del Dock cualquier aplicación que queramos quitar del mismo (teniendo en cuenta que las aplicaciones activas aparecen siempre en el Dock) o podemos arrastrar cualquier aplicación al Dock para que esta se quede ahí y tengamos un acceso rápido a la misma. En la parte derecha encontramos por un lado los archivos y pilas (o Stacks) y por otro las ventanas minimizadas, es decir, solo aquellas que no estamos viendo en pantalla. Al igual que con las aplicaciones podemos arrastrar archivos o carpetas hasta el Dock para que estos se queden en el mismo y tengamos acceso rápido a los mismos, convirtiendose las carpetas en pilas de tal modo que al pulsarlas despliegan su contenido para accedes fácilmente a cualquier archivo que tengamos en el interior de la carpeta, y por último la papelera, donde tirar todo lo que no queramos.
 
Ventanas: Otro elemento del escritorio son las ventanas, propias de cada programa pero que tienen varias cosas en común, por un lado la parte superior es siempre la misma a la izquierda podemos encontrar el trío de botones para interactuar con la misma, de izquierda a derecha tenemos:

Rojo: permite cerrar, en principio, la ventana y según que aplicación también la aplicación completa.

· Amarillo: sirve para minimizar la ventana, desapareciendo de la pantalla y quedansose en el Dock, tiene la misma función que pulsar dos veces sobre la barra superior de la venta.

· Verde: se trata del botón de zoom y realiza, según que aplicación cosas bastante variadas, por ejemplo, en Safari adapta el tamaño de la ventana a la página que estamos viendo (aunque no funciona demasiado bien…), no obstante, en la mayoría de aplicaciones de terceros sirve para que la ventana ocupe el mayor área posible de la pantalla.

Bueno, esto ha sido todo por ahora, espero que os haya gustado, un saludo y hasta la siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *